dissabte, 3 de febrer de 2007

ACTO DE VALENTÍA

Se abrió el debate socialmente, desde que una mujer fue madre de gemelos en Barcelona a los 67 años. Todos hablan. Que si las mujeres tienen un límite de edad par ser madres, que si es un tremendo desatino. Temen que las mujeres tomen sus propias decisiones. Nunca he oído una frase más machista. Y fue pronunciada por una mujer. No sé si vieja en años o de mentalidad.
Se producen cambios sociales. Por lo visto siempre hay gente que teme a los cambios. Cambiar siempre es progresar, evolucionar. Aunque todos los cambios siempre han sido criticados. Y han pagado un precio muy alto, por desgracia, algunos hasta la muerte de los que lo han intentado. Pero si no fuera así, todavía estaríamos en la edad de piedra.
Yo felicito muy efusivamente a esta mujer, que a sus 67 años ha tenido el deseo de ser madre, y lo ha cumplido, gracias a los grandes avances que nos ofrece la ciencia. Es una decisión de valentía enorme. Ha arriesgado su vida i ha compartido su sangre para traer una vida al mundo, en este caso dos. Que gran tesoro es dar luz a una vida. Teniendo buena salud, no ha arriesgado más que una madre joven. Depende de la fortaleza de cada naturaleza. El problema generacional no tiene ningún sentido. Hay madres jóvenes que son viejas y otras con más edad pueden tener una mentalidad joven i avanzada. En cuanto al tiempo que pasarán juntos esta madre y sus hijos, ¿Quien nos lo asegura? La muerte siempre está al acecho, sin respetar a nadie por la edad. El tiempo que pasen juntos será intenso, rico. Lo vivirán como un regalo, gracias a la ciencia, que ha estado al alcance de esta mujer i así lo ha decidido. Será un tiempo precioso, tanto para dar amor como para recibir.
En cuanto a que la mujer sea dueña de su cuerpo, ¿Quien mejor que ella para decidir sobre su cuerpo, y su forma de actuar? ¿Es que no es así? Estoy perpleja. Como si me hundiera en el hoyo del retroceso del tiempo. Sigo diciendo que es un gran acto de valentía. Yo mejor adoptaría, como muchas mujeres pensarán. Hay muchos niños esperando y están solos.

Gloria Fandos