dissabte, 3 de febrer de 2007

DÍA DE LOS INOCENTES

El día 28 de diciembre se celebra el día de los Santos Inocentes. Sólo sé que es un día en el cual se gastan bromas inocentes y con gracia entre amigos, creando un ambiente de alegría.
En esos días leí tres escritos en la prensa que me han impactado tremendamente, hablaban de los mismos temas, pero se contradecían, discrepaban aún sin saberlo sus autores. El primero era de José Díaz Herrero, en la entrevista que publica la Vanguardia en su contraportada. "La Ley contra la violencia domestica no funciona". Al ver su rostro en la fotografía, me ha entrado un escalofrío. Su mirada me transmitía rencor, odio, miedo...Y después de leer sus declaraciones y sus tremendos disparates, no me he equivocado. Según él, hay poca diferencia de hombres maltratados y de mujeres maltratadas. Que España es el quinto país donde hay más muertes de mujeres, mueren una por semana y en Francia una al día... Y que la Ley en contra de la violencia de género es muy injusta para los hombres. Cuando un hombre pega a su mujer, ésta lo denuncia. Viene la policía, lo llevan a la comisaría, alejamiento y separación. Tiene que pagar una pensión a su ex mujer. No puede ir a casa ni a buscar sus cosas. Todos se enteran que es un maltratador, queda muy mal ante la sociedad y los amigos lo señalan con el dedo. Entonces el hombre se siente acorralado, como un animal, y reacciona matando a su ex mujer, y luego se mata él. Disculpando así los que matan a sus mujeres. Reconoce eso sí que son animales.
En Gran Canaria, una mujer de veintiún años muere asesinada por su ex novio.¿También se sintió acorralado? Ya van 69 este año que acaba de 2006. Aún quedan dos días, espero que la lista no se alargue, así como mi escrito, que lo acabé la noche del 28, con el dato de 68 víctimas, y la mañana del día 29 no he podido evitar rectificar la cifra, una más, de este escabroso tema. Es inadmisible, vergonzoso.
Ya no sigo más porque la sangre me hierve, con una ansia incontrolable de justicia. Las mujeres son personas, y no tienen porque morir, ni estar acorraladas, ni humilladas, ni tapar sus morados con maquillaje, ni decir que se han caído... No tienen que mentir a la sociedad, que por malas que sean sus consecuencias, siempre serán mejor que su realidad escondida. Esta claro que una parte de la sociedad protege a los hombres.
El segundo escrito que me ha impactado, ha sido en el Diari de Tarragona, titulado "Hay que acabar con el maltrato", firmado por Mª Elisa Aragonés Domènec de Tarragona. Desea que para el 2007 quede zanjado el tema de los maltratos. Mª Elisa llama a esos hombres ilusos, porque pretenden que sus compañeras no digan nada cuando las maltratan, pobres ilusos, desgraciados, enfermos. Pero la enfermedad de la maldad no tiene cura, por desgracia. Las leyes son muy flojas. Acaba diciendo." Acabemos con el maltrato. Acabemos con el maltratador." El día que celebramos los Santos Inocentes, creo que es como un mensaje de esperanza que alguien nos manda, conservar la inocencia y la bondad, que si la buscamos puede estar en el corazón. Y de inocentes habla nuestro querido y respetado señor Antoni Coll, ex director del Diari de Tarragona, en su plumilla titulada "Muertes silenciosas". Es una vergüenza, muertes que se producen por terrorismo, violencia de género, otros crímenes. Esas muertes en silencio de seres que no tienen voz. Consecuencia del aborto, que antes de ser una vida, que lo es todo, no son nada, ni un recuerdo. Médicos que hacen su agosto, por la avaricia del dinero, que no lo es todo. Una sociedad que se desmorona, falta de valores, de educación, en el sentido personal.

Gloria