diumenge, 27 d’abril de 2008

presencia de Aragón

LA PRESENCIA DE ARAGÓN

Llanuras serenas,

sosiego en el alma,

la presencia de Aragón

permanece perenne,

emoción a flor de piel...

Como contemplar

un frondoso bosque,

repleto de árboles,

que nos regalan

para siempre, la belleza

de sus hojas verdes.

Y un baturrico que canta

una jota, en la plaza del Pilar,

su voz sonando

en los ecos, nos trae su cantar.

Por los caminos del aire

nos llega su pregón,

la música de rondalla,

de bandurrias y guitarras,

y los grupos de baile,

como palomas que danzan,

en nuestro corazón.

Los días caminan,

como el tiempo que respira,

y llegan las fiestas,

las de San Jorge,

cuando la primavera

se estrena,

todo es luz y belleza,

con un libro y una rosa,

Cataluña y Aragón abrazan

una misma tradición.

Fiestas de Santo Domingo,

las de Samper de Calanda,

mi pueblo natal,

donde vuela la calandria

al bandear de campanas

en honor a su patrón,

cuando comienza el agosto

con su tórrido sol.

Sus campos vacíos de espigas,

después del trabajo y sudor,

nos regalan sus frutos,

de trigo, harina y pan.

Las fiestas de la Cinta,

con gran devoción

a esta Virgen tortosina,

que protege a las madres,

y el palpitar de la vida

que crecen en su interior

con aureolas de luz.

Cuando el verano declina

y nos dedica su adiós.

Las fiestas del Pilar,

Fiesta de la Hispanidad

y las pampas de la viña

están secas,

han perdido su verdor,

ya maduran las uvas,

perlas de oro,

blancas y negras,

destilarán vino y moscatel,

para brindar en los festejos

y mitigar la sed...

Sed y hambre, de justicia,

que necesita la Humanidad,

cerrazón de castillos,

egoísmos, terrorismos,

que no sea un sueño,

sino una realidad...

Que no sea una quimera,

deseamos una primavera,

donde florezca la paz.

Que esta pesadilla de guerras

y de maldad llegue al final,

que no sea un horizonte lejano,

sino campos de espigas

cercanos, mecidos por la brisa,

y podamos con nuestras manos

acariciar.

Gloria Fandos Gracia

Dedicado al Centro Aragonés en Tortosa,

En la festividad de San Jorge 2008